Las 4 mejores actividades al aire libre para niños

Las 4 mejores actividades al aire libre para niños

Por Babysits, 5 minutos de lectura

Compartir:

¿Hay buen tiempo afuera? Entonces, ¿por qué no jugás con los niños al aire libre? Los niños tienden a aburrirse cuando están encerrados en la casa todo el día, y el buen clima ofrece una gran oportunidad para llevar a los niños a tomar un poco de aire fresco. El gran espacio abierto proporcionado por el exterior permite a los niños correr y participar en actividades más activas que los mantendrán felices, saludables y, lo más importante, entretenidos. Otra gran ventaja de dejar que los niños jueguen al aire libre, es que es una oportunidad para que liberen cualquier energía acumulada. Los niños pueden mantenerse ocupados durante horas fuera sin necesidad de juguetes, pero también puede ser divertido para usted unirse a ellos en algunos juegos. A continuación, te ofrecemos algunos consejos excelentes para las actividades que podés hacer con los niños al aire libre.

El cerdito en medio

El cerdito en medio es un juego divertido que se juega con una pelota y al menos 3 jugadores. El juego tiene una pelota y un “cerdito”. Los demás jugadores forman un círculo alrededor del “cerdito” para empezar, y su objetivo es alejar la pelota del “cerdito”. Es decir, los demás jugadores se pasan la pelota los unos a los otros y el “cerdito” debe intentar interceptar la pelota mientras esté en el aire. Si el “cerdito” consigue atrapar la pelota, entonces el que la lanzó se convierte en "cerdito", y así continúa el juego.

Para hacer el juego aún más divertido y retador, podés incluir a más de un “cerdito” o varias pelotas, pero para eso necesitarás más jugadores.

Lo que necesitarás:

  • Una pelota
  • Al menos 3 jugadores

Rayuela

La rayuela es un juego de exterior que se puede jugar justo delante de casa, no tienes que preocuparte de si la casa tiene jardín. Necesitarás tizas de colores para que los niños dibujen la pista de la rayuela, que consiste de aproximadamente 10 cuadrados o casillas enumerados. El último cuadrado suele ser la “casa”. El objetivo del juego es lanzar una piedra pequeña dentro del primer cuadrado y luego saltar con un pie (e ir alternando) sobre las otras casillas sin pisar las rayas. En algún punto, se pueden poner dos casillas, una al lado de la otra, en ese caso, se pueden posar los dos pies (uno en cada casilla) o saltar del uno al otro siguiendo el orden numérico. Cuando se llega a la “casa” o número 10, el jugador debe volver por donde vino, saltando con un pie de nuevo. Las reglas del juego dictan que la piedrecita debe caer dentro de las rayas y no debe botar. El jugador también debe saltar entre las rayas y si toca alguna raya o pierde el equilibrio, pierde su turno.

El objetivo final es hacer diez rondas (tras cada turno, se lanza la piedra en la casilla siguiente, para indicar el progreso). Cuando perdés tu turno, podés seguir donde paraste en la anterior.

¡Los niños pueden ser creativos, colorear la pista de varios colores y hacer dibujos en las casillas!

Lo que necesitarás:

  • Tizas de colores
  • Una piedra pequeña

Saltar a la cuerda

Podés saltar a la comba con varios jugadores, donde dos de ellos sujetan la comba y la giran (¡en la misma dirección!) y un tercer jugador salta por encima de la comba. Los niños también pueden saltar sólos. Si hay más de cuatro jugadores, se pueden alternar cuando uno se tropiece con la comba. ¡Este juego es ideal para la resistencia de los niños!

Lo que necesitarás:

  • Una cuerda (comba)

Fútbol con botellas

El fútbol con botellas requiere al menos tres jugadores y funciona de la siguiente manera. Cada jugador llena una botella de agua y la coloca donde quiera dentro del campo de juego. Los jugadores se juntan en el centro del campo y forman un círculo alrededor de una pelota – cada jugador debe estar a 10 pasos de la pelota. Cuando se dé la señal, los jugadores deben correr para tomar posesión de la pelota e intentar tirar las botellas de sus oponentes, lanzando la pelota sobre ellas. Los jugadores a los que les han tirado las botellas sólo pueden ponerlas de pie en cuanto tengan posesión de la pelota. El objetivo de este juego es tener la mayor cantidad de agua en tu botella al final del juego. El juego se puede acabar naturalmente cuando sólo quede una botella sin derramar, o se puede parar por un jugador neutral cuando ha pasado un tiempo determinado.

Lo que necesitarás:

  • Una botella por persona
  • Agua
  • Una pelota

Aparte de estas actividades, hay muchas más para que los niños puedan entretenerse fuera. ¡Recordá proteger a los niños del sol en verano aplicándoles protector solar, poniéndoles gorras y manteniéndolos hidratados!