8 errores de niñeras

8 errores de niñeras

Por Babysits, 5 minutos de lectura

Hay mucho que aprender cuando se trabaja de niñera. Con este artículo intentamos queremos dar consejos para que las niñeras hagan un buen trabajo y aprendan de este. Un trabajo de niñera puede ayudar a establecer habilidades de crianza que pueden ser útiles a futuro. Si en este momento estás siguiendo una carrera universitaria relacionada a los niños, o el cuidado de niños, un trabajo como niñera puede proporcionarte una gran experiencia y muchas habilidades para añadir a tu curriculum. Sin embargo, trabajar con niños es una gran responsabilidad que incluye muchas dificultades. Pero no te preocupes, nosotros te brindamos los mejores consejos para que seas la mejor niñera del año.

Acá hay 8 errores durante el cuidado de los niños que deberías tratar de evitar.

1. Llegar tarde al encuentro de cuidado infantil

Llegar tarde a una cita con la familia puede resultar bastante poco profesional. Por lo tanto, tenés que prepararte con antelación para asegurarte de que tenés suficiente tiempo para llegar al lugar acordado. Antes de la cita, pregunta qué tareas tenés que hacer para estar preparado para tomar las riendas cuando la cita comience.

2. El uso excesivo del celular

Mientras cuidas a los niños, no es una buena idea estar mandando mensajitos por celular o usar tus redes sociales. No olvides que te pagan por trabajar, así que es mejor guardar tus conversaciones personales para tu tiempo libre. En vez de eso, ¿por qué no ser creativos con algunas manualidades fáciles y divertidas para los niños?

3. Publicar fotos en las redes sociales

Si bien es posible que quieras compartir una foto de una buena receta que hiciste con el niño que estás cuidando en Instagram, siempre te tenés que acordar de que necesitas tener permiso de los padres si vas a publicar fotos de sus hijos o de su casa en Internet.

4. Trabajar mientras estás enfermo

Puede ser frustrante si necesitas cancelar una cita con la familia, sin embargo, si te sentís mal es mejor cancelar. Es más difícil manejar a los niños si no te sentís bien, y también existe el riesgo de infectarlos si tu enfermedad es contagiosa. Sin embargo, si te sentís lo suficientemente bien como para hacer de niñera, asegúrate de tener cuidado alrededor de los niños lavándote las manos y tirando tus pañuelos adecuadamente.

5. Uso de malas palabras

Los niños aprenden más rápido de lo que crees, y pueden captar rápidamente el lenguaje inapropiado si se exponen a él. Una niñera debería dar ejemplo, ya que es un modelo a seguir para los niños, y debería evitar enseñarles un lenguaje inapropiado o malas palabras.

6. Beber alcohol

Puede ser tentador tomarse un vaso de vino después de que los niños se hayan ido a dormir, sin embargo, no olvides que seguís siendo la niñera y sos responsable de los niños. Un niño puede despertarse en medio de su sueño y tenés que ser capaz de cuidarlo. También existe la posibilidad de una emergencia en la que se te puede pedir que lleves a los niños a la sala de emergencias que tengas más cerca.

7. Fumar

También se recomienda no fumar mientras se cuida a los niños, ya que es un mal ejemplo para los niños y puede ser malo para su salud (y la tuya), y a menudo no esta permitido por los padres. El humo puede causar problemas respiratorios en los niños, y para aquellos con asma, puede causar ataques de asma más frecuentes y severos.

8. Dejar que los niños rompan las reglas de sus papás

Es importante saber de antemano qué actividades se les permite a hacer a los niños. Por ejemplo, si los papás no dejan que los niños coman helado o vean la televisión, la niñera también tiene que seguir estas reglas. Nunca dejes a los niños solos sin supervisión. Los niños pueden ser impredecibles y pueden ocurrir accidentes. El cuidado de niños es un trabajo que requiere mucha responsabilidad y toda tu atención para evitar accidentes.

errores de canguros


El cuidado de los niños es un papel muy importante, siempre compórtate de manera profesional. Haciendo esto, es mucho más probable que los papás vuelvan a contratarte e incluso que te recomienden a sus amigos. Deja que los niños sepan que sos la que está al mando y que tiene que seguir tus órdenes. Si necesitas más ayuda para prepararte para tu trabajo como niñera, asegúrate de revisar nuestro artículo sobre cómo afrontar tu primer día de trabajo.